Nos sumergimos en la cruda realidad que enfrentan los estudiantes que han decidido alzar sus voces en busca de cambios. Desde actos de vandalismo que marcan los límites de la expresión hasta demandas que buscan transformar la dinámica académica, cada acción pinta un panorama complejo que merece una atención más profunda.

Esto es parte de las bombas lacrimogenas que encontramos únicamente en los predios de la Facultad de Economía y en la entrada principal por la antigua Vía Transistmica, hoy Vía La
Resistencia.
¡ABAJO LA REPRESIÓN DEL GOBIERNO PRD! ¡VIVA LA RESISTENCIA UNIVERSITARIA! es lo que expresan los estudiantes.

¨Seguimos en resistencia en las calles, condenamos el uso excesivo de bombas lagrimogemas vencidas,
Ya el pueblo habló claro no queremos Mineria!

Es ciertamente lamentable la situación que se está viviendo en el país, especialmente en lo que respecta a los estudiantes de la Universidad de Panamá (UP). Esta coyuntura no solo impacta directamente a quienes están involucrados, sino que también reverbera en el entorno académico y afecta a otros estudiantes. La incertidumbre puede generar ansiedad y afectar el proceso educativo.

Esperemos con optimismo que pronto se encuentre una respuesta a estas preocupaciones y que se abran caminos hacia soluciones constructivas. La resolución de estas situaciones es fundamental para el bienestar de la comunidad estudiantil y para el desarrollo armonioso del ambiente educativo en general. Mantengámonos atentos a los acontecimientos y confiemos en que se puedan encontrar vías para superar los desafíos actuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *