Después de revisar el caso de Kenneth Darlington, el hombre detenido desde el 7 de noviembre por su presunta responsabilidad en el fatal tiroteo que cobró la vida de dos personas durante un cierre de vías en Chame, una jueza de garantías determinó que no existen evidencias de afectaciones a los derechos humanos. Este incidente se vincula a la oposición al contrato entre el Estado panameño y Minera Panamá. La decisión de la jueza respalda la legalidad de la detención de Darlington, indicando que no se han violado de manera significativa sus derechos fundamentales en el transcurso del proceso judicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *